El Yottabyte: Descubre el gigantesco mundo del almacenamiento de datos

El Fin del Megabyte: Nuevas Unidades de Almacenamiento en la Era Digital

La compañía Acens ha pronosticado que el próximo año marcará el fin del megabyte como medida habitual de almacenamiento. Para ayudarnos a comprender las equivalencias de las nuevas unidades de medida que están por encima del megabyte, Acens ha elaborado una infografía que nos sorprenderá.

Gigabyte: La Capacidad de una Pyme en un Día

En 1 gigabyte (1.024 Mb) se pueden almacenar los datos generados por una pyme de treinta empleados en un día de trabajo. Esto nos da una idea de lo rápido que crece la cantidad de información que manejamos diariamente.

Terabyte: 8 Millones de Tuits

Un terabyte (1.024 Gb) es capaz de albergar hasta 8 millones de tuits. Es impresionante cuánta información puede caber en una unidad de almacenamiento tan grande.

Petabyte: La Capacidad Cerebral

Un petabyte (1.024 Tb) equivale al 40% de la capacidad de almacenamiento del cerebro humano. Es asombroso pensar en cuánta información es capaz de contener nuestro cerebro y cómo se compara con las nuevas unidades de medida de almacenamiento.

Exabyte: Veinte Veces todos los Libros Escritos en la Historia

El exabyte (1.024 Pb) corresponde a veinte veces el contenido de todos los libros escritos en la historia hasta el presente. Esta cifra nos da una perspectiva de lo grande que es el exabyte y cómo puede almacenar una cantidad inmensa de conocimiento.

Zetabyte: El Tráfico Total de Internet en 2015

Un zetabyte equivale al tráfico total de Internet en el año 2015. Es difícil imaginar el volumen de información que circula por Internet y cómo se puede medir en zetabytes.

Yottabyte: La Capacidad de Almacenamiento Personal

¿Y alguna vez has escuchado hablar de un yottabyte? Corresponden a 1.257 iPad 3 de máxima capacidad por cada habitante de la Tierra, o a la capacidad del centro de datos que la NSA inaugurará este año. Esta cifra nos muestra cuán vasto es el almacenamiento personal en la era digital.

Vivimos en una era digital donde somos consumidores voraces de almacenamiento. Nuestros dispositivos móviles, reproductores de música, libros electrónicos y cámaras digitales almacenan una gran cantidad de contenido.

Además, la aparición de servicios en la nube nos permite retocar fotos, escuchar música, compartir presentaciones y almacenar archivos personales desde cualquier dispositivo con conexión a Internet.

La necesidad de almacenamiento por parte de los consumidores parece no tener límites. Cada vez tenemos más películas, más música, más fotos y más aplicaciones. A medida que avanzamos en la tecnología, nuestros dispositivos de almacenamiento también evolucionan. Desde las primeras llaves USB de tan solo 16 Mb hasta las actuales de terabytes de capacidad.

El mundo del almacenamiento personal está en constante cambio y adaptación. Con el aumento del streaming de música y video, así como el juego en línea, es probable que el consumidor final tenga menos necesidad de utilizar soportes físicos para el almacenamiento. Todo puede estar al alcance de un clic en Internet.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio